sábado, 27 de septiembre de 2014

Extraterrestres en el volcán Popocatépetl

Tienen protuberancias en la cabeza

De acuerdo a José Antonio Cisneros, en las inmediaciones del volcán Popocatépetl habitan seres elementales, que cuidan el bosque, y otros que podrían ser del tipo reptiloide, con piel azul y prominencias en la cabeza. “Los he captado con mi cámara cuando percibo un silencio total”, dice.



José Antonio Cisneros 

Lo conocí en una conferencia y luego me acompañó a un viaje que hice a Tepoztlán. Tras la visita, su intuición lo guió al estado de Puebla, a la zona arqueológica de Cacaxtla, donde observó por primera vez unos ovnis cilíndricos arriba del volcán Popocatépetl. Esto despertó su curiosidad y ahora se destaca por ser quien más horas ha dedicado a la vigilancia del volcán, en la búsqueda de los no identificados. Pero no solo eso, sino que ya ha tenido encuentros del tercer tipo.


Comenta que hay diferentes tipos de entidades que se ven en el área del volcán. Desde seres muy altos y delgados, de unos dos metros de estatura, hasta pequeños humanoides que cuidan del bosque.

Después de su experiencia en México, regresó a Texas, donde actualmente reside, logrando también imágenes sorprendentes: Ovnis de gran tamaño cerca de su casa, ovnis triangulares y un ser angelical muy luminoso. 


En agosto pasado nos reunimos y me dio una entrevista reveladora, indicando que ahora tiene una cruzada que ayuda a las personas que han tenido encuentros con “lo absurdo”, como él le dice. De niños y adultos que, por alguna causa, llamaron al fenómeno extraño que perturba sus vidas. José Antonio los auxilia contratando psicólogos y profesionales que les dan terapia de hipnosis, para que puedan salir adelante. Pero sobre todo, su mayor apoyo es moral, cuando platica con los afectados y les comparte sus experiencias personales, así como el consejo de no tener miedo y de cerrar el círculo que ellos mismos abrieron, hasta de forma accidental.

“Les digo que no están solos. Somos muchos, en todo el mundo, los que hemos vivido esto. Por cada ser de luz que se le aparece a un humano, son como cincuenta de oscuridad que lo rodean. Esto pasa porque tienen la mente abierta y solicitan el contacto. Pero el ser de luz te busca a ti, no tú a él, y en esa petición también estás llamando a todo tipo de entidades indiscriminadamente, que luego no sabes qué hacer con ellas pues afectan tu vida. Lo mejor es vivir tranquilos y no abrir puertas que después no sabemos cerrar”, puntualizó Antonio.


La experiencia más fuerte que él vivió fue durante una vigilancia en el volcán, cuando se quedó solo y sintió que una fuerza extraordinaria golpeó en su pecho. El hombre cayó desmayado y en estado de severa deshidratación fue rescatado por los servicios de emergencia. De este hecho da fe su compañero Eduardo Ortega, con quien hablé sobre el incidente. Eduardo, muy nervioso, recordó los intensos momentos que pasó cuando creía que su amigo había fallecido. Los lugareños dicen que le cayó un rayo, pero Antonio asegura que no había tormenta ni algo más que provocara el fenómeno. Lamentablemente, unos días después de esto, su hermana perdió la vida.

Y el testigo se levantó de este golpe moral con más fuerza, encaminado a ayudar a otros que hayan pasado por lo mismo, “el encuentro con lo absurdo”…

Primera parte de la entrevista


 Segunda parte




Con agradecimiento a José Antonio Cisneros por su confianza y amistad.
Su correo es: joseantoniocisneros@ymail.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.